lunes, septiembre 14, 2009

Ladies brunch

A mi primer novio lo conocí por Internet. Una madrugada buscó porteñas conectadas (el glorioso ICQ permitía ese tipo de búsquedas) y, por supuesto, me encontró a mí. Chateamos un tiempo y finalmente nos encontramos en Camelot por primera vez.

En ese entonces encontrarse con alguien que habías conocido por Internet era una locura equiparable a ir en bolas por Once. La red de redes todavía era 1.0, los padres no la usaban y los adolescentes éramos advertidos por amenazadores psicópatas, pedófilos o cobradores de impuestos que falseaban sus identidades en salas del mIRC para conseguir números de tarjetas de crédito o pornografía infantil. Poca gente usaba Internet, y mucha menos la comprendía, de ahí el miedo y la desconfianza que generaba.

No sé si será porque soy parte de una generación nativa, o por mi histórica falta de escrúpulos; lo cierto es que yo, desde que tengo 15 años, he conocido muchísima gente a través de Internet. Por ICQ, por listas de correo, foros, blogs y más recientemente Twitter, he conocido decenas, incluso más de un centenar de personas. Muchas de ellas quedaron en un pasado adolescente; la mayoría, en cambio, sigue siendo parte fundamental de mi vida. Amores, amistades, huracanes de sábanas: las relaciones tomaron cualquier forma humana posible. Mi vida hoy no sería mi vida, si no fuera por Internet.

Con los años el miedo a Internet fue desapareciendo, y hoy nadie se avergüenza de admitir en público que conoció a su novia por Facebook. Entre las maravillas del networking en la actualidad, me llegó por Twitter una convocatoria: el
Ladies Brunch. La idea era tentadora: forzarnos a salir un domingo al mediodía para comerse un rico brunch con otras mujeres 2.0 y chusmear, conocerse, hacer contactos interesantes y divertirse un rato. El concepto me parecía una locura, y por eso me anoté. Si bien mi curriculum es extenso en lo que a encuentros offline se refiere, nunca había ido a una convocatoria de este tipo sin siquiera haber tenido algún tipo de contacto online. Una nueva experiencia, entonces. ¿Por qué no, eh?

El primer Ladies Brunch se desarrolló en el BoBo Hotel, pleno Palermo Viejo. Precioso lugar, super sencillo y muy acogedor. El menú fue un manjar, y preparado especialmente para el evento. Fuimos al rededor de 35 mujeres (qué convocatoria!) de los más diversos intereses y ocupaciones: publicistas, chiicas RRPP, modelos, fotógrafas, bloggers y hasta una niñera! También me llamó la atención la cantidad de extranjeras que había: hablé con una norteamericana, tres inglesas, una mexicana y una colombiana; todas ellas viviendo en Buenos Aires por decisión personal (wau!).

Desafortunadamente la distribución de las sillas y meses dificultó la interacción con todas, pero las chicas que se sentaron cerca mío eran todas encantadoras, y fue un verdadero placer charlar con ellas durante algunas horas, conocernos, reirnos, pasarnos contactos y prometernos una segunda vuelta.
Así que, desde este humilde lugar, abrazo públicamente a Marinita por su gran iniciativa, y ya le doy el presente indiscutido para el próximo encuentro!

Thank you girls for so much fun!

6 comentarios:

mariana dijo...

Hola! Estuve en el brunch y realmente comparto todas tus palabras, acerca de tan maravilloso encuentro! También fue mi primera vez en asistir a un evento de este estilo y realmente, espero poder estar en el próximo.
Por la foto que sacaste, te cuento que yo estaba en la mesa de al lado, asi que para el próximo brunch, podemos hacer una especie de "El juego de las sillas" e intercambiar posiciones para conocernos todas con todas! ;D
Marina, se pasó! Un lujo.

Te dejo besos!
Hasta la próxima.
Miss Bgui.

Claire Mandarina dijo...

Mariana: Qué bueno que la otra mesa también la haya pasado tan lindo!! Yo propuse lo del juego de las sillas pero no prosperó la idea :P Espero que la próxima podamos chusmear entre nosotras!

Las fotos no las saqué yo, las sacó la hermana de Marina, están en el Flickr de Ladies Brunch :)

@cristian dijo...

Yo también conocí a mi novia, mujer y ahora mama de mi hija por internet. Mas precisamente por chat y luego por ICQ. Que épocas aquellas.

Anónimo dijo...

Que buena onda!!!!

y ademas de divertirse pudiste recrear la vista porque por lo visto son todas hermosas.

Marina dijo...

Ay que lindo! Gracias por el post!
Yo también creo que la próxima tenemos que ir cambiando de lugar, talvez cuando terminamos de comer hacemos un cambio así nos conocemos entre todas!
Igual ya estoy pensando en lugares para que esto sea mas fácil :)
Besos y mil gracias por el post, me encantó :D

Maru dijo...

Hey! yo siempre llego tarde para todo jejejeje. Recien descubro blogs que ya terminaron! Me entero de eventos cuando ya pasaron jejeje. Bue ya me hice fan para ir al proximo, por las fotos se ve que la pasaron fantastico!!.

Soy otra a la que internet cambio la vida... ^_^